Se trata de un acuerdo de colaboración global pero sin intercambio de accionariado, así lo han confirmado Nick Bloor, CEO de Triumph Motorcycles, y Rajiv Bajaj, Managing Director de Bajaj Auto, que confian en poder aprovechar las fortalezas de cada compañía en los distintos mercados, tales como las tecnologías de diseño y desarrollo, así como la competitividad de la economía de escala y los canales de distribución.

De este modo Bajaj incrementa su expansión en el mercado global de la moto ya que actualmente posee el 47% de las acciones de KTM y también había confirmado recientemente que fabricaría las Husqvarna en la India a partir de 2018. Es la mejor muestra de que este tipo de alianzas parecen tener un efecto positivo ya que BMW Motorrad también ha lanzado su

pequeña roadster G 310 R gracias a su acuerdo con otro gigante de la India, TVS.

Triumph tiene como objetivo lograr un crecimiento significativo a nivel global ya que le permita acceder a segmentos de mayor volumen, especialmente en mercados emergentes de todo el mundo.

Por su parte, gracias al respaldo de una marca legendaria como Triumph, Bajaj podrá ofrecer en el futuro una gama de motocicletas más amplia en la India, su mercado doméstico, y otros mercados equiparables.

Este acuerdo es otra prueba más que un mercado tan sumamente potente como el de la India hace tan fuertes a sus compañías que están conviertiéndolas en pilares globales de la industria de la motocicleta.